lunes, 26 de diciembre de 2016

Ñoquis de papa tradicionales con salsita que no produce acidéz



Estos ñoquis lo único que tienen de raro es que los hice un 26 y no un 29 como es la costumbre en Argentina. Pero quise compartir mi receta ya que cuando se trata de ñoquis sin gluten, no siempre quedan bien. En mi caso tuve pocos intentos para que quedaran ricos, por suerte.
La masa se hace muy rápido. Se pueden congelar ya listos y cocinarlos directamente cuando sean necesitados. Y obviamente se acompañan con la salsa que les encante. Yo los acompañé con la versión de mi casa de la salsa boloñesa.


La de hoy es una opción muy completa como almuerzo, ya que contiene hidratos de carbono de digestión rápida, proteínas de alto valor biológico provenientes de la carne y verduras que aportan fibra. Estas ultima están escondidas en la salsa de tomate, una buena forma de comerlas si tienen niños y viejos caprichosos en casa. Ademas, me di cuenta de que si cocinamos muy poco el tomate, no queda ácida.  
Recuerden que es un plato muy calórico, por su contenido de almidones: el de la papa y el de las harinas sin gluten, por lo tanto, es un plato para consumir moderadamente. El Dr. Cormillot Jr. recomienda comer un plato de ñoquis cada quince días si se quiere mantener un peso corporal saludable.
¡Manos a la masa!
Ingredientes para 4 porciones bien pomposas
Para los Ñoquis:
3 papas medianas (tirando a chicas)
1 huevo grande
2 cucharadas de queso rallado
2 y ½ tazas de premezcla sin gluten
1 cucharadita de sal
Para la salsa (usé lo que habia en la heladera):
250g de carne molida (picada)
1 zanahoria
½ cebolla
1 diente de ajo
¾ taza de puré de tomate
*verificar que todos los ingredientes sean libres de gluten
**usar la misma taza para medir todos los ingredientes
Preparación de los ñoquis
1) Hervir las papas con cáscara, cuando estén listas hacer un puré mientras estén calientes.
2) Agregar el huevo y la sal y mezclar. Dejar que enfríe un poco y agregar la premezcla de a poco. Unir
3) Dejar descansar la masa hasta que enfríe.
4) Amasar un poco para que quede suave y cortar los ñoquis sobre mesada espolvoreada con almidón de maíz. Si tienen tiempo pasarlos por un tenedor para darles la formita tradicional.
5) Hervir en agua salada. Se vierten en el agua hirviendo y cuando rompa hervor otra vez se cocinan hasta que suban a la superficie. Sacarlos* y servir. 

Preparación de la salsa + tip para personas con gastritis.
1) Calentar una olla con aceite y saltear un poco la carne.
2) Licuar las verduras con un poco de agua y agregarlas a la carne salteada. Continuar cocinando hasta que esté todo bien cocido.
3) Agregar al último el puré de tomate (pueden poner más, pero a mi no me gusta que las cosas naden en la salsa)** y cocinar 2 o 3 minutos. Esto es para que la salsa no quede tan acida.
4) Agregarlos a los ñoquis
¡A comer!

Notas:
*Al sacarlos, es mejor pasarlos por agua fría para que queden con mejor textura porque al contacto con el agua fría se forma como un gel en la superficie, si no, se pegan.
** si usan tomate natural licuado, se agrega junto con el resto de las verduras pero no lo cocinen más de 15 minutos porque la salsa les quedará muy ácida.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Galletas de jengibre sin gluten


Galletas de jengibre con jengibre de verdad. Más saludables y re fáciles.



Les propongo otra receta navideña, que, si bien no es nada típica de Argentina, siempre tuve ganas de probar y que, además, salieron de la ostia.

Saque la receta de este  blog. Y obviamente la modifique a mi antojo. Me gusto la receta porque no lleva manteca. Aunque cambie la melaza por pasas de uva molidas en la minipimer. Esto debido a que hace tiempo que leí que se pueden endulzar las preparaciones con pasas de varias frutas aprovechando su alto contenido de azucares naturales. Puse menos aceite y un poco de agua. También agregué harina de maíz fina, para darle un toque más rustico. En este caso llamémosle en mis pagos “polenta pasada por la procesadora” o harina de maíz para tacos o tortillas (si me siguen desde otras partes de Latinoamérica). Pero lo más importantes es que utilice jengibre fresquito rallado. Ojo que no es un sabor muy familiar para el gaucho, prueben con poca cantidad hasta que quede a su gusto, ya que, cada paladar es un mundo.

Las de la foto tienen unos confites de chocolate especialmente dedicados a mi hija. 
 Vamos con la receta.

Ingredientes.
2 tazas de premezcla sin gluten
1/2 taza de harina de maíz fina (no es almidón)
1 cucharada de jengibre fresco rallado
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de polvo leudante
1/4 cucharadita de sal fina
8 cucharadas de aceite de girasol
1/2 taza llena de azúcar
1 huevo grande
2 cucharadas de pasas de uva molidas
Esencia de vainilla
*verificar que todos los ingredientes sean libres de gluten
**usar la misma taza para medir todos los ingredientes


Preparación... seis pasos facilísimos.

1) Mezclar en un bol todos los secos.


2) Hacer un hueco en el medio y agregar los líquidos: huevo, pasas (yo les agregué un poquitito de agua y las puse 30 seg en el microondas para ablandarlas porque ya las tenía en la heladera), aceite, jengibre y esencia de vainilla.

3) Unir agregando agua fría de a cucharadas (no excederse, solo lo necesario para tomar la masa). Amasar un poco para que la masa se suavice.

4) Dejar en la heladera por lo menos una hora

5) Estirar sobre la mesa espolvoreada con harina de maíz. Cortar las galles y obvio, ponerlas en el molde. Recomiendo poner papel manteca o de aluminio para facilitar el desmoldado.

6) Hornear a 190C° unos 10 minutos, o hasta que se vean los bordes doraditos.

¡A disfrutarlas!